SINDROME ANTICOLINERGICO AGUDO


DEFINICION

Sindrome clínico que resulta de la antagonización de la acetilcolina en el receptor muscarínico.


CAUSAS TOXICAS


CUADRO CLINICO

El diagnóstico clínico se basa en la aparición del sindrome tóxico anticolinérgico. Este sindrome tiene componentes centrales y periféricos. Los signos y síntomas anticolinérgicos centrales incluyen: alteración del estado mental, desorientación, incoherencia, delirio, alucinaciones, agitación, comportamiento violento, somnolencia, coma, fallo respiratorio central y raramente convulsiones.

El sindrome anticolinérgico periférico incluye: hipertermia, midriasis, sequedad de mucosas, piel roja y caliente, vasodilatación periférica, taquicardia, disminución de la motilidad intestinal (hasta llegar a íleo paralítico) y retención urinaria.

La rabdomiolisis, el shock cardiogénico o el paro cardiorespiratorio pueden ocurrir excepcionalmente. Los pacientes con glaucoma de ángulo cerrado pueden sufrir una agudización de esa patologías. Los pacientes con hiperplasia benigna de próstata están particularmente predispuestos a desarrollar retención urinaria.

   
DIAGNOSTICO DIFERENCIAL


INVESTIGACIONES RELEVANTES

La determinación en sangre y orina de los niveles de los agentes anticolinérgicos no tienen poco o ningún valor.

Pueden ser necesarios otros exámenes de laboratorio y están determinados por el estado clínico del paciente.


TRATAMIENTO

El tratamiento primario es de soporte. El paciente debe ser protegido de su autoagresión. Esto requiere una contención física o farmacológica. La insuficiencia respiratoria puede necesitar de la intubación y ventilacióhn controlada. En los casos de ingestión, se debe de considerar la descontraminación.

Diazepam: administrar 5 a 10 mg iv cada 1-3 minutos. Repetir la dosis si es necesario hasta un máximo total de 30 mg. La dosis pediátrica de diazepam es de 0,25 a 0,4 mg/kg hasta una dosis máxima total de 5 mg en el niño hasta los 5 años y 10 mg en niños mayores de 5 años.

Fisostigmina: es el antídoto específico para la intoxicación anticolinérgica y puede ser utlizada bajo las siguientes condiciones:

  1. Agitación severa o comportamiento sicótico que no responde a otros tratamientos.
  2. Evidencias clínicas tanto de sindrome anticolinérgico central y periférico.
  3. No antecedentes de convulsiones
  4. ECG normal, sobre todo a nivel de QRS
  5. Sin antecedentes de ingestión de antidepresivos tricíclicos u otro fármaco que pueda alterar la conducción intraventricular.
  6. Monitoreo cardio-respiratorio en instalaciones de reanimación.

La dosis de fisostigmina es de 1-2 mg (0,5 mg en niños) por iv cada 2-5 minutos. Si fuera necesario, esta dosis puede ser reperida cada 40 minutos.


EVOLUCION CLINICA Y MONITOREO

La recuperación completa del paciente se espera que sea en horas a días.

En muchos casos severos de sindrome anticolinérgico debería monitorizarse el ritmo cardíaco y la presión arterial. La diuresis debería monitorizarse a fin de no pasar por alto la retención urinario.


COMPLICACIONES A LARGO PLAZO

Ninguna.


AUTOR(ES) / REVISORES

Autor: Dr. J. Szajewski, Director, Warsaw Poison Control Centre, Warsaw, Poland.
Revisores: Berlin, Octubre 1995: R. Dowsett, J. Pronczuk.
Traductores: C. Alonzo, M. Brito, M. Burger, D. Pasqualatto.