SHOCK E HIPOTENSION


DEFINICION

Shock es la perfusión inadecuada de los órganos vitales.

Hipotensión es la presión sanguínea sistólica menor a 90 mmHg o una presión arterial media menor a 65 mmHg.

Aunque frecuentemente el shock y la hipotensión ocurren conjuntamente, no es siempre ese el caso debido a que la perfusión tisular es también determinada por la resistencia vascular.


CAUSAS TOXICAS

Existen varias causas tóxicas que pueden causar hipotensión y/o shock. Algunos ejemplos de importancia, clasificados de acuerdo a su mecanismo, incluyen los siguientes:

Disminución de la contractilidad cardíaca:

Pérdida de la resistencia vascular periférica:

Pérdida de Volumen:

Bradicardia o Bloqueo AV:


CAUSAS NO TOXICAS


CUADRO CLINICO

El cuadro clínico de shock resulta de la hipoperfusión de los órganos vitales. La reducción de la perfusión cerebral se manifiesta de alteración de su estado mental, más frecuentemente ansiedad, agitación y agresividad. La mala perfusión renal se manifiesta por una disminución de la diuresis. La reducción de la perfusión coronaria se manifiesta por dolor torácico y evidencia de isquemia o infarto en el electrocardiograma.

La presión sanguínea está generalmente baja, y el pulso puede estar rápido, normal o lento dependiendo de la causa farmacológica. Los signos clínicos pueden ser frio y sudoración (en pacientes con incremento de la resistencia vascular), normal o caliente y rubicunda (en pacientes con disminución de la resistencia vascular). La perfusión tisular inadecuada puede conducir a acidosis láctica.


DIAGNOSTICO DIFERENCIAL


INVESTIGACIONES RELEVANTES


TRATAMIENTO

Las prioridades en el manejo son las siguientes:

Antídotos específicos:

Albuterol alfa beta -2 agonista Beta bloqueadores
Beta bloqueadores Glucagon
Bloqueadores Canales de Calcio Calcio, glucagon
Cafeina, Teofilina Beta bloqueadores
Monoxido de Carbono Oxígeno
Cianuro Nitritos, tiosulfato, hidroxicobalamina
Opioides Naloxona
Quinidina y otros agentes Tipo Ia Bicarbonato de sodio
Antidepresivos triciclicos Bicarbonato de sodio

 

EVOLUCION CLINICA Y MONITOREO

El curso clínico depende del agente de base. Un monitoreo y soporte intensivo de la función cardio-respiratoria es necesario hasta que la intoxicación se resuelva.


COMPLICACIONES A LARGO PLAZO


AUTOR (ES) / REVISADO POR

Autor: Kent R. Olson, MD, University of California, San Francisco.
Revisado Por: Londres, Marzo 1998: Drs T. Meredith, L. Murray, A. Nantel, T. della Puppa, J. Pronczuk; Ginebra, Agosto 1998: D. Jacobsen, L. Murray, J. Pronczuk.
Traductores: Miguel Brito, Daniela Pasqualatto, Javier Mallet (Brazil, October 1999).