HIPOGLICEMIA


DEFINICION

La hipoglicemia es la concentración de glucosa sanguínea por debajo del rango normal de 3,3 a 6,3 mmol/L (60 a 115 mg/dL). Los síntomas pueden aparecer cuando las concentraciones de glucosa caen por debajo de 2,5 mmol/L (45 mg/dL).


CAUSAS TOXICAS

Comunes

No comunes

* Las biguanidas orales (metformin, fenformin) pueden causar acidosis láctica severa pero normalmente no causan hipoglicemia severa.


CAUSAS NO TOXICAS


CUADRO CLINICO

Las manifestaciones clínicas de la hipoglicemia son muy variables, y es esencial considerar el diagnóstico en cualquier paciente con alteración de la conciencia. Las víctimas con hipoglicemia leve puede estar agitadas, mudas o confusas, mientras aquellas con efectos severos pueden presentar coma profundo y convulsiones. Las deficiencias neurológicas focales se asemejan a un accidente cerebrovascular. Los signos asociados incluyen tremor, taquicardia y diaforesis, y en algunos pacientes, hipotermia.


DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

En pacientes con confusión, estupor o coma, considerar la posibilidad de sobredosis de drogas hipnótico-sedantes, agentes anticolinérgicos, opiaceos, o etanol. El tremor, la taquicardia y la sudoración pueden estar asociados con drogas estimulantes tales como la cocaina o anfetaminas. 

Las convulsiones pueden ser causadas por una variedad de drogas o tóxicos.


INVESTIGACIONES RELEVANTES

Las concentraciones séricas de las sulfonilúreas orales o de insulina no son facilmente realizables, pero ocasionalmente pueden ser útiles para documentar la causa de la hipoglicemia. La administración exógena de insulina resulta en concentraciones elevadas de insulina pero bajas concentraciones de péptido-C, mientras que luego de una sobredosis de hipoglicemiantes orales y con insulinoma, tanto los niveles de la insulina como del péptido-C están elevados.


TRATAMIENTO

No debe tardarse en tratar a los pacientes cuando se sospecha de hipoglicemia, puede ocurrir un daño cerebral permanente. Administrar un bolo de dextrosa concentrada, 25 a 50 g (0,5 a 1 g/kg como dextrosa al 25% en niños) intravenosamente a través de una vía segura. Si es necesario administrar varias dosis. Iniciar una infusión continua con dextrosa al 5 a 10% en agua. En casos de hipoglicemia severa debida a sobredosis de insulina o sulfonilúreas, pueden ser necesario infusión continua de volumenes grandes de solución de dextrosa concentrada (25 a 50%) a través de una vía para mantener la euglicemia.

Antídotos:

El glucagon no se recomienda debido a que requiere la presencia de glicógeno hepático almacenado y éste generalmente está depletado en pacientes con hipoglicemia aguda.

La infusión intravenosa de diazóxido (0,1  a 2 mg/kg/h) inhibe la secreción de insulina pancreática y tiene utilidad en pacientes con sobredosis de sulfonilúrea.

Se ha recomendado el octreotido (30 nanogramos/kg/min).


EVOLUCION CLINICA Y MONITOREO

Obtener  mediciones frecuentes de glucosa sérica o capilar. 

Los pacientes con sobredosis de insulina pueden presentar hipoglicemia prolongada, dependiendo de la cantidad, el tipo y la vía de administración. Las inyecciones subcutáneas de grandes cantidades de insulina pueden producir un “depósito” a partir del cual ocurre una absorción prolongada. La duración del efecto de los agentes sulfonilúrea orales varía de 6 a 72 horas, y se ha reportado hipoglicemia recurrente de hasta una semana después de la ingestión e clorpropamida. Sin embargo, la aparición de la hipoglicemia puede ser retardada en pacientes con sobredosis aguda de hipoglicemiantes orales o de insulina. 

Algunos autores sugieren la hospitalización de todos los pacientes de quienes se sospeche exposición seria a agentes hipoglicemiantes. Un estudio sugiere que los individuos asintomáticos que no recibieron dextrosa oral o intravenosa deben ser observados por un mínimo de 8 horas.


COMPLICACIONES A LARGO PLAZO

Puede presentarse daño cerebral cortical permanente debido a una hipoglicemia prolongada o severa.


AUTOR (ES) / REVISADO POR

Autor: Dr. K.R. Olson, Universidad de California, San Francisco.
Revisado por: Cardiff 9/96: V. Afanasiev, M. Burger, T. Della Puppa, L. Frunchtengarten, K. Olsen, J. Szajewski.
Traductores: Miguel Brito, Daniela Pasqualatto, Javier Mallet (Brazil, October 1999).