CRISIS ALFA ADRENÉRGICA


DEFINICIÓN

La estimulación de los receptores alfa adrenérgicos debido a la exposición a un agonista alfa parcial o puro, ocasiona un sindrome caracterizado principalmente por vasoconstricción e hipertensión.


CAUSAS TÓXICAS


CUADRO CLÍNICO

Hipertensión, bradicardia (refleja) y midriasis. La hipertensión usualmente está acompañada por cefalea y, excepcionalmente, puede evolucionar a hemorragia intracraneal. Pueden presentarse arritmias ventriculares que comprometen la vida (incluyen bloqueo AV y taquicardia ventricular).  Se han reportado convulsiones, infarto al miocardio e insuficiencia renal.


DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL


INVESTIGACIONES RELEVANTES


TRATAMIENTO

En casos asintomáticos leves, es suficiente con la observación con el monitoreo de los signos vitales.

Cuando la presión arterial diastólica se mantiene por encima de 120 mmHg o existen evidencias de daño de un órgano vital,  debe iniciarse la terapia específica con uno de los siguientes agentes hipotensores parenterales de acción corta.  Tratar de bajar cuidadosamente la presión arterial diastólica a 100 mmHg.

Nitroprusiato de sodio
Vasodilatador generalizado directo.
Dosis: comenzar con infusión continua iv a  0.5 µg/kg/min. Titular la presión arterial hasta una dosis máxima de 10 µg/kg/min. Debe administrarse con observación constante, idealmente con monitoreo continuo de la presión arterial. Tanto la solución como el tubo deben estar cubiertos para proteger el fármaco de la fotodegradación.

Fentolamina
Bloqueante competitivo de los alfa adrenoreceptores.
Dosis:  2.5 - 5 mg (0.05 - 0.1 mg/kg)  iv cada 5 minutos hasta alcanzar el efecto deseado. Posteriormente, mantener la infusión continua de 25 a 100 mg/12 horas con monitoreo constante de la presión arterial.

Precaución: la atropina y los betabloqueantes están contraindicados

Tratar las arritmias ventriculares y las convulsiones


EVOLUCIÓN CLÍNICA

La evolución generalmente es autolimitante y debe esperarse la recuperación completa.  Hasta que las manifestaciones clínicas se resuelvan se debe mantener el monitoreo de los signos vitales (pulso, presión arterial y temperatura), arritmias cardíacas y balance fluido electrolítico.


COMPLICACIONES A LARGO PLAZO

Son inusuales a menos que haya una crisis hipertensiva severa. Estas generalmente incluye hemorragia intracraneal, infarto al miocardio y hemorragia retinal.


AUTOR(ES) /REVISORES

Autor: Albert J. Nantel, DirectOr, Centre de Toxicologie du Quebec, Quebec, Canada.
Revisores: Cardiff September 1996: J-F. Deng, L. Fruchtengarten, L. Lubomirov, T. Meredith, H. Persson.
Tradutorcido por: D. Pasqualatto